“Destino y libertad se hallan solemnemente prometidos el uno al otro.

Sólo el hombre que hace de la libertad algo real para él encuentra al destino. A ese hombre el destino se le aparece como una réplica de su libertad.

El destino no es su límite sino el cumplimiento; libertad y destino enlazados dan un sentido a la vida.

A la luz de este sentido, el destino, ante la mirada antes tan severa,

se suaviza hasta el punto de parecerse a la Gracia misma”.

                                                                                                            M. Buber


 “Tú eres tu propio destino, tu propio camino, tu propia libertad.

Los maestros son peregrinos en este planeta, como tú. Intercambia con ellos, pero la decisión de vivir es tuya.

No esperes que la felicidad venga del exterior. Nadie puede hacerte feliz.

Solo tú y tu ejercicio de tu propia libertad que, como su nombre indica, es particular y distinta para cada uno.”

Juan Trigo


Un cuento sobre el destino:

Su bisabuelo trabajó en la construcción de los primeros aviones. Sus dos abuelos pilotaron aviones durante la Segunda Guerra Mundial. Su padre es piloto comercial con cientos de miles de horas de vuelo.

Tratando de escapar de su destino se hizo buzo profesional, desde entonces sólo encuentra aviones sumergidos.

Texto tomado de Plano Sin Fin

camino3ir1

Fuente: Nubes de Dosis Diarias en Facebook, de Manny Godar

Anuncios